Crónica

Knave Aeronáuticos
17 - 32 B
CR Majadahonda A
Jornada 14 Liga Primera Regional
13-02-2016 17:30
Puerta de Hierro
(Madrid)

Tarde desapacible en Puerta de Hierro, donde el XV del Águila recibía al líder imbatido de la categoría, C.R. Majadahonda. Fue un encuentro con dos caras, con una primera parte de claro dominio visitante, y una segunda mitad, más disputada, donde Aeronáuticos planto batalla, hasta lograr un resultado final de 17-32 (b).

Lluvia, viento y un cielo oscuro de los que presagian las batallas más épicas. Máxima concentración en el vestuario, hoy más que nunca, con muchos rostros nuevos, pues debutaban varios integrantes de la segunda plantilla del XV del Águila.

Se intuía un partido en el que ninguno de los contrincantes iba a regalar ni un solo metro, sin luchar por él con uñas y dientes. Pitido inicial y saque de Aeronáuticos, que se torna en melé para el equipo visitante, por salida adelantada. Primer test del encuentro, en el que los delanteros locales pudieron comprobar que, independientemente de la diferencia de peso, se podía trabajar por equilibrar la potencia de los "anchos de hueso". Tras la apertura de su medio de melé a la línea y dos fases que concentraron a la defensa local en su línea de cinco, balón desplazado al ala y primer ensayo visitante, no transformado. 0-5 y primeros fallos de placaje.

Ningún reproche en la línea de ensayo, en la espera de la transformación, excepto “¡ánimo!" y "¡a por ellos!”. Haciendo caso omiso a los consejos del capitán, saque del apertura local, nueva recepción de los visitantes, quienes aprovechando que la maquinaría de los de Isis Velesaco estaba todavía fría, y tras nuevos fallos de placaje, consiguen su segundo ensayo, de nuevo sin transformar: 0-10. En la espera de la fallida transformación, la moral aeronáutica permanecía intacta pues tan sólo se escuchaba "¡placaje, placaje, placaje!

Daba de la impresión de que iba ser un paseo triunfal para los actuales líderes de la liga, pero algo cambió en el interior del XV del Águila. Tras este segundo ensayo y diez minutos de caraja, se encendió el fuego, combustión y la maquinaria aeronáutica comenzó a carburar. Nuevo saque de centro local con subida contundente de la línea, y por fin comienzan los placajes, la defensa y la presión. Sucesión de melés, debido a los fallos provocados por la presión de ambos equipos, e igualdad en las formaciones, con mucho trabajo de los flankers para intentar frenar las potentes salidas de su ocho. Muchas dificultades de los locales para mantener la posición en cada punto de encuentro, donde los visitantes echaban el resto. Golpe de castigo, por infracción de Majadahona en su línea de diez, que Alberto no logra transformar. Aeronáuticos realizó una gran defensa ante las constantes arremetidas del equipo rival, pero tanto trabajo en nuestra línea de cinco se saldó dos nuevos ensayos por parte de la delantera de los de azul y rojo, que tampoco lograron transformar: 0-20.

Nuevo saque local, con buena presión de todo el equipo, que consigue empalmar varias fases de delanteros. Las directrices eran claras: chocar y volver a chocar, para concentrar su defensa cerca de su línea de ensayo y esperar el error. Primer intento por parte de "Cuba", quien aprovechó el barullo de varios pick and go para posar el balón en la línea de ensayo, pero el árbitro no consiguió ver el “try” y decretó melé para Aeronáuticos. Esta vez sí, salida de ocho y, tras varias fases de delantera, primer ensayo local, a mano Bjbel, cuyo trabajo en la tercera línea era muy agradecida por el resto de compañeros. En esos momentos, el XV del Águila disputaba el encuentro con catorce jugadores, por infracción de su segundo centro, que fue amonestado con tarjeta amarilla. Antes del pitido final de la primera parte, Chapa evitó lo que parecía el quinto ensayo visitante, con un contundente placaje, demostrando el valleisoletano que sabe a lo que juega.

Descanso dentro del vestuario para el XV del Águila, con 5-20 en contra, pero con todas las ganas del mundo. La segunda mitad del encuentro fue mucho más igualada que la primera. Habíamos comprobado lo que daba resultado, así que seguimos trabajando en el eje, chocando, limpiado rucks y placando. Con esta dinámica, el equipo rival lo tuvo muy complicado para ganar metros en el campo local, pero tras diez minutos de fases visitantes y buena defensa de aeronáuticos, Majadahonda consiguió un nuevo ensayo. Esta vez sí hubo transformación: 5-27.

El XV del Águila no bajó los brazos y siguió con la moral intacta. El titánico esfuerzo de todo el equipo all completo dio resultado y Jacobo, con la agilidad propia de un zaguero, en un abrir y cerrar de ojos, se cólo entre su defensa y posó con éxito bajo palos. Transformación de Kais, que ya se había incorporado, y 12-27 con igualdad numérica en el campo. Ciertos nervios en rival, pues un equipo que colea en la tabla de primera regional estaba poniéndoles en dificultades, un partido que se les había puesto muy de cara. El encuentro comenzó a tensarse y a llenarse de “no rugby”; poco que comentar al respecto (en otros medios se empeñan en hacer literatura con ello, haciendo un flaco favor a nuestro deporte), salvo un retardado y el correspondiente tumulto, que se saldó con un expulsado por cada equipo. De ahí al final, un nuevo ensayo para los líderes de la categoría y otro para el XV del Águila, que al igual que la lluvia, logró aumentar su intensidad en esta parte final del encuentro. Fue un pase "de apertura" de Morses para Cuba, quien aprovechando el espacio, posó tras la línea de ensayo en el último minuto de partido. No hubo transformaciones, con lo cual 17-32 (b) y final de partido.             

Gran encuentro de Aeronáuticos, de todos en general, el cual no se amedrentó ante la visita del líder de Primera Regional, hecho que reafirma que “es la actitud y no la aptitud la que define la altitud” (regla no escrita del equipo).

Jugaron: Jacobo, Canario, Nacho, Valle, Alvaro Esteban, Bjbel, Cuba, Feito, Kike, Ferro, Luislo, Kais, Manu, Alberto, Koldo, Morses, Edu Cuenca, Water, Victor, Javi Roger, Juan Sáez, Guille y Víctor.

Mención especial y enhorabuena a los debutantes: Morses, Edu Cuenca, Water, Juan Sáez y Cuba.

Agradecimiento a la grada, quien empujaba con sus ánimos desde la banda, a pesar de las inclemencias climatológicas, y a nuestra entrenadora, por su entrega.