Crónica

CR Complutense Cisneros
38 B - 17
Knave Montes Aeronaúticos
Jornada 5 Liga Regional Femenina
14-02-2016 11:30
Paraninfo
(Madrid)

Domingo pasado por agua en Paraninfo. Aeronáuticos visitaba el feudo del líder imbatido de la categoría, que contaba sus partidos por victorias contundentes ... hasta ahora. El partido se jugaba a las 11:30 a.m. y, debido a lo impracticable del campo, hubo de trasladarse a las instalaciones de Puerta de Hierro y jugarse a las dos de la tarde, lo cual beneficio a unos cuantos aficionados rezagados. Grandísimo partido del XV del Águila, plantando cara a todo un recien descendido de Divisón de Honor, C.R. Complutense Cisneros, en su primera temporada en regional madrileña. Sólo en la parte final del encuentro, el lider de la categoría consiguió despegarse en el marcador, que finalmente fue de 38 (b) - 17 para los locales.

Se nos planteaba un partido difícil y duro, más todavía cuando al llegar al campo del Cisneros, no se veían las líneas y muy probablemente, de haberse jugado allí, tampoco se vería a las jugadoras; las condiciones del campo eran nefastas, por lo que el partido se aplazó para la hora de comer.

Una vez en el vestuario y esperando para salir a calentar, los nervios estaban presentes, pero no íbamos a dejar que estos nos aplacasen, así que salimos con energía al campo para hacer un calentamiento frente al fuerte viento y el frio que nos acompañaba. Tras ello, las ya míticas charlas con la premisa de diviértete, juega duro, juega limpio, juega ahora…

1,2,3… ¡Aeronáuticos!

Sonaba el pitido inicial y sacábamos, comenzábamos el encuentro presionando y por unos minutos, las cisneras parecían no poder salir de nuestra presión, pase tras pase, ruck tras ruck, las teníamos contenidas. Poco después llegó su ensayo, no sin antes haberlo sufrido, pero no nos vinimos a bajo.

Seguíamos con un buen trabajo defensivo, mas su zaguera, logró escabullirse por la banda de forma imparable y logró ensayar una segunda vez para el equipo rival. Seguíamos sin venirnos abajo y eso nos valió la recompensa, tras un manotazo de Blanca en la cara de la zaguera, logró abrir el balón a nuestra ala Currita, que lo posaba en la zona que nos daría nuestros cinco primeros puntos.

Había apoyos siempre y las delanteras trabajaban cual manada de lobos hambrientos, aunque no pudimos parar a su veloz ala que nos desbordaba por la banda dos veces consecutivas y conseguía ensayar.

Un golpe de castigo a nuestro favor, provocaba unos gritos desde la banda de “a palos” pero el viento que ese día nos acompañaba, impidió que el balón entrase y pasase rozando el palo derecho. No nos rendíamos, así fue como nuestro esfuerzo se vió recompensado con un ensayo de Blanca a pase de Tamara, tras colarse la primera entre el primer y el segundo centro. Ensayo bajo palos que sería transformado. Teníamos el partido a punto de caramelo y el rival, no se creían lo que estaba pasando, les estábamos plantando cara, nuestra línea se movía con rapidez y llevaba el balón a todos los puntos del campo, nuestra delantera, un trabajo impecable en cada ruck, en cada melé. Era de nuestros mejores partidos,  así fue, como a pesar de las lesiones de Currita y de Paula en la segunda mitad, nuestro ánimo seguía intacto y tras abrirse paso Mateos a pocos metros del ensayo, cedió el balón a Ana que llegaba en el apoyo y esta, posó el balón en la zona de cinco puntos. Era nuestro último ensayo del partido, fue el momento de máxima tensión para las contrarias.

Todo el resultado final 38-17 se abultó en los últimos minutos de juego en los que el XV de aero estaba cansado por el esfuerzo realizado y nos pasó factura, aunque un tanto exagerada, porque el trabajo realizado había sido muy bueno. Así que a pesar de los últimos puntos por parte de las contrarias, nuestras chicas abandonaron el campo con la cabeza alta, porque habían conseguido lo que ningún equipo había conseguido antes, haber metido 17 puntos a un rival muy duro, recién descendido de división de honor.

Lo mejor: el trabajo en equipo, las ganas, el afán de superación.

Lo peor: las lesiones, que al final no fueron graves.