Crónica

Knave Aeronáuticos
20 - 5
XV Sanse Scrum
Jornada 18 - Final de Liga Liga Primera Regional
10-04-2016 12:30
Puerta de Hierro
(Madrid)

El XV del Águila realizó un gran partido frente a XV Sanse Scrum, quinto clasificado y magnífico equipo, y se llevo la victoria y el premio de seguir un año más en la categoría reina de la regional madrileña. ENHORABUENA!!

Último partido de la temporada; se escribe fácil, pero muchos sabemos que ha sido más complicado de lo que parece. Podría redactar una crónica estándar; podría ser de esas que te resumen el partido, jugada a jugada; de esas en las que te empapas de cada movimiento, pero hoy mi corazón y mi mente tienen más cosas que contar.

Se presentó un encuentro muy igualado, que enfrentaba a dos equipos que, lejos de las posiciones de cabeza, se jugaban ese orgullo que todos cargamos, si el deber lo requiere. Pero no olvidéis algo muy importante, pues la HUMILDAD es la mejor lección de la temporada: hacía tan sólo noventa minutos la historia no tenía el mismo comienzo.

Lo dimos todo; nos curtimos, trabajamos y, tras ochenta minutos de lucha, treinta señores firmaron el final del encuentro con un resultado de 20-5 para los locales. Un, dos, tres, AERONÁUTICOS!!

Me salen jugadas, movimientos, situaciones y decisiones, pero sé que ninguno echará de menos su nombre en esta crónica, ya que este año hemos aprendido una gran lección como equipo: HUMILDAD, SACRIFIO y TRABAJO.

Reconocer que fue un gran encuentro, en el que en ninguno de los dos equipos bajó los brazos ni un instante, y del que podemos destacar la actitud del rival (que peligra en terminar siendo, no solo nuestro compañero de pelea en campo, si no un serio luchador de terceros tiempos), la del XV del Águila (que demostró a su señora que sangre no les falta), y la de esa gente que a veces nos acostumbramos a ver, que nos rodean, nos animan, nos limpian y nos reparten las camisetas, confían en nuestras capacidades (aunque nadie lo haga) y no nos dejan rendirnos.

El resto del texto os lo dedico a vosotros, los halcones, los engranajes de la maquinaria aeronáutica, pues ha sido un año especial, un año jodido; ha sido una verdadera batalla ... contra nosotros mismos. El deporte nos pone a prueba; la cabeza es nuestro arma, y hemos sabido darle uso.

Todos sabéis lo duro que ha sido; nos hemos llevado una gran lección y de ella ha salido un equipo unido, un equipo capaz de salir de sus palos, para volver a levantarse, y que no duda en dejarse la piel por el que trabaja a su lado. Seguramente, todos nos arrepentimos de pensamientos y palabras que sobraron en algún momento, pero lo que cuenta ahora es el presente, lo que estamos dispuestos a pensar y decir a partir de ahora.

Tenemos muchas carencias, pero podemos presumir de cosas que no todos han conseguido. Hemos labrado una gran familia, con múltiples "subvenciones", que va a luchar y que no tiene miedo al fracaso, pues sabemos que en esos casos solo queda una opción: trabajar como ya hemos hecho.

Quiero daros las gracias a todos los que nunca dejasteis de empujar.

Un abrazo.