Crónica

Knave Aeronáuticos
19 B - 26 B
XV Hortaleza Negro
Jornada 7 Liga Primera Regional
26-11-2016 16:00
Puerta de Hierro
(Madrid)

Se concentra el primer equipo de las águilas en las gradas del campo, el equipo o lo que queda de él, dado que sigue creciendo nuestra lista de efectivos en la enfermería, siendo cada vez más numeroso nuestro equipo paralímpico.

El día amaneció triste, gris y lluvioso; pero los nuestros estaban más que enchufados y decididos a seguir con el plan establecido en las últimas sesiones de entrenamientos; y que dejó un buen sabor de boca del último partido. Prueba de ello fue el rayito de esperanza que llegó en los primeros minutos de juegos, en forma de ensayo por parte de nuestro zaguero, abonado al MVP, Alberto.

¿Y cómo fue el ensayo?

Ensayo de equipo. Choques en continuidad en grupos de asalto hasta entrar a su zona de veintidós, donde nuestros delanteros acorralaron al XV del dragón contra su zona de ensayo, obligándoles a concentrar su defensa y, por fin, con un juego rápido de manos de nuestra línea, pasando por todo el equipo, el balón llegó al zaguero dentro de cinco metros y, con un amago de picardía y decisión, anotó los primeros cinco puntos del partido. Sí, para los nuestros.

Parecía un buen presagio, pero comenzó el chaparrón tanto de juego visitante como meteorológico. Con juego de delanteros y por no ser lo suficientemente contundentes en los placajes empezaron a quitarnos metros. Convirtiendo así nuestro partido en un entrenamiento defensivo.

A pesar del buen orden y la fortaleza de las águilas, tanto fue el cántaro a la fuente que al final se rompió. Clavando dos ensayos casi idénticos antes del descanso. Golpe dentro de veintidós, touch a cinco metros. Talamos sin ganar el punto de encuentro y, cabezazo a cabezazo, nos ensayaron.

Ellos consiguieron transformar uno de estos ensayos terminando los primeros cuarenta minutos con un resultado de 5-12.

Reunión de equipo para recuperar las sensaciones del inicio así como para perfilar la defensa y buscar alternativas para mejorar nuestro juego. Consigna clara: “somos los que estamos y estamos los que somos”. Con diecisiete jugadores afrontamos lo que quedaba de partido, dando un plus a nuestro segundo equipo para el día siguiente. Gracias Scofas y Fer.

Comenzó la segunda parte con un tira y afloja defendiendo en nuestro campo hasta que el equipo visitante volvió a golpear con otro ensayo y transformación. Esta vez por mal balance defensivo y generándonos superioridad en el ala. 5-19.

Pero los nuestros no se rendían y, por fin, tras varias buenas fases de ataque nos acercamos en el marcador. Saliendo desde una melé en la diez rival, una buena carrera de nuestro medio de melé, Feito, y finalización del ala, Turbio; casi provocando un infarto a la entrenadora por no posar al entrar y sortear a un par de defensores antes de plantar el oval. Villa transformó el ensayo colocando el resultado en 12-19.

El partido continuó con la tensión propia de luchar por cada punto en la tabla, pero, para desgracia de los nuestros, los Dragones volvieron a ensayar en una buena transición en superioridad y transformando, 12-26. A pesar de las buenas sensaciones, nos volvíamos a ir de vacío.

Tiramos de pundonor, dimos el resto, volvimos a conseguir atacar ordenadamente y conseguimos una melé en el campo rival que, tras un buen juego a la mano, volvió a llegar a Turbio, que volvió a ensayar a cinco metros de la línea de touch. Tiempo cumplido 17-26, todos pendientes de Villa y la posible transformación que nos diera el punto bonus. Quizá la patada más difícil de la tarde… y lo consiguió.

Seis Puntos en la tabla, a seis de nuestro siguiente rival y con sensación de que hubiéramos merecido más a conseguir los siguientes. Partido limpio y mejor tercer tiempo.

Jugaron: Carles, Canario, Morses, Valle, Villa, Amengual, Eugene, Miguel, Feito, Quique, Edu, Juan, Guille, Turbio, Alberto, Fran y Luislo.