Crónica

Knave Aeronáuticos B
19 - 53 B
Hermo Soto del Real
Jornada 7 Liga Segunda Regional - Grupo B
27-11-2016 12:30
Puerta de Hierro
(Madrid)

De nuevo una crónica en la que toca hacer reflexión, levantarse y no mirar atrás, pensar en el siguiente partido; en definitiva, toca borrón y cuenta nueva.

Esto viene siendo habitual en el XV del Águila, un equipo lleno de ilusión y ganas en los entrenamientos, pero que necesita sacar eso que, los que llevamos muchos años jugando a este deporte, llamamos “sangre”; ese plus de agresividad, que no de agresión, que hace que percutas pensando que el contrario no va a tener nada que hacer contra ti, que metas tu cabeza a los tobillos del rival más grande y fuerte, sin pensar en lo que te pueda pasar, y sólo pensando en que en tu feudo van a tener que sudar la gota gorda para llegar a posar el oval sobre nuestra línea de marca.

¿Por qué hago esta introducción? Como dijo Purdi en el vestuario, el viernes anterior al partido, el encuentro se divide en tres fases. El post-partido está garantizado, el “durante” se puede entrenar y mejorar, pero el pre-partido es una cuestión personal sobre la que todos debemos reflexionar, porque aunque no lo parezca, entrar “enchufado” desde el minuto uno representa el 60% del éxito.

El sábado pasado, en el pre-partido, un ambiente algo más distendido de lo necesario hizo que no saltásemos al campo con la concentración suficiente para afrontar un choque contra un rival superior, a tenor de la clasificación. Un ensayo en el primer minuto, a manos de Tama, y la posterior transformación de nuestro capitán, Cordero, nos hicieron un flaco favor, en mi opinión. Por un momento, Aeronáuticos sintió que esa iba a ser la tónica general del encuentro, y ese gesto de relajación que nunca se debe tener dentro del terreno de juego se instaló en el rostro de las águilas.

Esto me permite hilar de nuevo con la introducción. El rugby es un deporte que te exige el cien por cien, mental y físicamente, cada vez que sales al campo, y si esto no es así, pasa lo que os contaré a continuación.

Tras adelantarse en el marcador, el XV del Águila, totalmente superado por la gran reacción de Soto del Real, encajaba cuatro ensayos en los siguientes veinte minutos. La relajación y la falta de “sangre” le habían pasado factura. Un rival muy superior ponía tierra de por medio, aunque durante momentos puntuales del partido se jugase en su veintidós, llegando a conquistar nuestra zona de marca hasta cinco veces más. Las águilas tiraron de orgullo en la parte final del encuentro, persiguiendo el bonus ofensivo, y consiguiendo dos ensayos.

Esto dejó un contundente 19-53 a favor de Soto del Real. Tan sólo queda felicitar al rival por el gran partido que realizaron y levantar la cabeza.

Llega una semana de entrenamientos duros, de ganas y de ilusión. Este deporte te hace sentir genial siempre en la victoria, pero en la derrota tiene dos caras; una, que es la que creo que teníamos muchos jugadores el domingo, que es la de saber que no hemos trabajado al máximo nivel, y otra de felicidad cuando, aunque apaleado totalmente, sales el terreno de juego con la sensación de haberlo dado todo.

Siempre hay que buscar la victoria, pero lo que hace grande a un equipo es salir siempre del campo con esa sensación de haberte vaciado, de haberlo dado todo, de haber placado, percutido, pasado; en definitiva, de haber disfrutado de esto que tanto amamos y que llamamos RUGBY.

1, 2, 3 ¡¡¡ AERONÁUTICOS !!!

P.D: Felicitar al equipo femenino por la victoria frente a Liceo.  ¡¡ ENHORABUENA CHICAS !!