Crónica

URO Rugby Alcorcón
0 - 123 B
Knave Montes Aeronaúticos
Jornada 6 Liga de Promocion Femenina
22-11-2015 12:00
Campus URJC
(Alcorcón)

Abrumadora victoria de Garland-Montes Aeronáuticos, 0-123 (b), ante un Alcorcón que no bajó los brazos, a pesar de la avalancha que se les vino encima.

En esta mañana de domingo (muy temprano, por cierto), no nos acompañó el sol primaveral de los últimos días; el frío tardó en llegar, pero llegó con ganas. El campo, seco y tan duro, que recordaba al asfalto; con más zonas desnudas que hierba. Las condiciones, por tanto, no hacían que fuera un día apetecible para jugar al rugby.  

¡Pero! Nuestras nuevas, níveas y ansiadas camisetas habían llegado ... ¡POR FIN! Y queríamos puntos para subir en la clasificación. Además, hay suficiente competencia como para tener que pelear por la titularidad y tan buen ambiente en el equipo, que a pesar de las adversidades estábamos alegres y preparadas para lo que se avecinaba.

El frío y el viento hicieron que se cayeran unos cuantos pases en el inicio del calentamiento, pero en general, este fue bueno, a pesar de las “tertulias”. Las risas y el cariño que había tras estas, delataban la excelente dinámica que reina en el grupo.

La charla prepartido se centró en el que viene siendo nuestro mantra habitual: “diviértete, juega duro, juega limpio, juega ahora”. Dadas las condiciones del día y la dureza del campo, la consigna principal fue no chocar ni ser placadas: hacemos "slalom" y rodeamos los “árboles”, no los cortamos; y si hay que ir al suelo, encima de las contrarias.  

Tras la entrega de camisetas, nuestra capitana oficial, Mateos, nos dio una charla-calentamiento con mucho ritmo, animándonos a pasarlo bien, a proteger los balones y a avanzar siempre en el campo.

La capitana del partido, no obstante, sería Leti, que en su extenso discurso insistió también en que lo pasáramos bien. La falta de palabras se vio compensada, en palabras de Remero (uno de nuestros entrenadores), con un gran liderazgo, ejemplo y juego sobrio, tenaz e infatigable.

Un, dos, tres, … ¡Aeronáuticos!

Las jugadoras del banquillo se envolvieron en mantas; la novata linier, Nath, se preparó para el saque y empezó el vendaval del XIII del Águila: una continua sucesión de rupturas, apoyos, contactos ganadores, comunicación y ganas de jugar. Brillaron todas las jugadoras, destacando un “interior - exterior” de libro, de Claudia, y la continua sucesión de placajes de nuestras chicas, que hicieron que las alcorconeras tuviesen muy pocos balones. El final del primer tiempo se cerró con 0-41; las jugadoras locales no podían imaginarse que las suplentes visitantes también tenían hambre de juego.

Las jugadoras del banquillo saltaron al campo en la segunda parte, con otra de las novatas, Borre, de linier en la banda. Aeronáuticos hizo honor a este deporte y a sus rivales jugando su mejor rugby; carreras, pases, apoyos y generosidad con las compañeras, destacando las piernas de este equipo, que volaron por el campo, algunas casi literalmente.

El XIII del Águila acabó el partido con once jugadoras, para igualar las fuerzas, ya que el equipo rival sufrió dos lesiones y no disponía de cambios. La presión se mantuvo hasta el final, sintiendo que cada nuevo ensayo era un 0-5, y no el 0-123 con el que se cerró.

Lo mejor: la ausencia de lesiones en Aeronáuticos y los macarrones del tercer tiempo.

Lo peor: el campo y la piel que nuestras jugadoras se han dejado sobre el.